Composición VIII

Lienzo impreso con la obra "Composición 8" de Wassily Kandinsky. Podrás tener el famoso cuadro Composición VIII en un lienzo de máxima calidad con ENVÍO GRATIS.

57,00 € (impuestos inc.)
Medidas disponibles
Favorito0
Lista de deseos
Descripción

Datos técnicos del cuadro

Autor: Wassily Kandinsky (Ruso)

Medidas disponibles de lienzo:

  • 34x48cm
  • 48x66cm
  • 70x98cm
  • 98x136cm

Fabricación propia: Todos nuestros cuadros están impresos en alta resolución sobre lienzo, una tela de algodón que cubre el bastidor que fabricamos en madera cuyo grosor es de 35x30mm. El bastidor está ensamblado meticulosamente para asegurar su total resistencia. Todos los cuadros están listos para colgar y decorar, ya que no precisan de marco.

 

Información sobre la obra

La serie de obras más importantes de Kandinsky, son sin duda sus Composiciones, las cuales comenzó a pintar en 1910 y de donde surgió Composición VIII.

Esta serie de obras, vinculadas con la música como viene siendo habitual en el artista de origen ruso, la creó con la idea de pintar cuadros que tuvieran la estructura de una sinfonía.

Las tres primeras composiciones, fueron pintadas durante la II Guerra Mundial, siendo Composición IV la primera de todas, y se trata de una obra totalmente figurativa cuyas medidas son espectaculares: 2 x1,59 m.

La obra que aquí se nos muestra, Composición VIII, está formada por líneas, formas y colores llamativos que forman una composición abstracta digna de analizar para interpretar los diferentes significados que el autor intenta transmitirnos.

Kandinsky utiliza en el cuadro equivalencias con la música, quiere que “escuchemos” el cuadro y que identifiquemos la música en sus pinceladas y en los colores y las formas que chocan entre sí generando sonidos.

Como toda la obra de Kandinsky, este cuadro nos invita a la abstracción y a despertar en el espectador la imaginación y todos nuestros sentidos.

 

¿Dónde está expuesto Composición VIII?

La obra, pintada en el año 1923, no tardó en captar la atención de coleccionistas de arte y sólo 6 años más tarde, en 1929, el filántropo y coleccionista estadounidense Solomon R. Guggenheim compró la obra que actualmente se puede visitar en el Museo Guggenheim de Nueva York, sede permanente de numerosas obras de arte moderno y arte contemporáneo.

 

El Museo, fundado por el propio Solomon, tiene en su colección permanente numerosas obras de arte moderno y arte contemporáneo. Se trata de una fundación comprometida con la innovación que destaca también por la calidad arquitectónica de todos sus Museos localizados en Venecia, Bilbao y Abu Dhabi.

 

¿En qué está inspirado el cuadro?

Durante toda la carrera artística de Kandinsky, la abstracción y la música ocuparían un lugar preeminente en su arte. Todo ello se refleja fielmente en su serie de obras tituladas Composiciones, y a la que pertenece Composición VIII.

Kandinsky quería crear una obra sonoro-visual, quería que sus lienzos transmitieran al espectador el sonido de los colores y las formas que representaba.

Composiciones, son cuadros que tienen entre ellos una relación y forman la estructura de una sinfonía, los colores chocan entre sí como platillos, las líneas representan los sonidos de los diferentes instrumentos: trompetas, contrabajos, violines...

No obstante, no hay que olvidar que se trata de arte abstracto y, como tal, el espectador debe dejar llevarse por la obra y sacar sus propias interpretaciones del cuadro. Entender el significado de la obra que puede variar dependiendo de quién la mire y según el estado de ánimo del espectador. 

 

¿En qué año se pintó el Composición VIII de Kandinsky?

“Composición 8" se pintó en 1923 y pertenece a su serie de obras más importantes tituladas Composiciones y que comenzó en 1910.

 

El autor: Wassily Kandinsky

Nombre: Wassily Kandinsky.

Nacionalidad: Rusa.

Año de nacimiento: 1866, Rusia.

Año de muerte: 1944, Francia.

 

Estilo: Arte abstracto.

 

Wassily Kandinsky era una amante de la música y de la pintura, y pronto comenzó a indagar sobre la idea de hacer una obra de arte que fuera épica como la ópera de Wagner. Quería convertir a los colores en notas y que sus composiciones fuera la tonalidad.

En el año 1896, Kandinsky visitó la obra de Monet de la cual quedó muy impresionado y afirmó “Antes sólo había conocido el arte realista, y a decir verdad, sólo a los artistas rusos [...] De repente, por primera vez, veía un cuadro. El catálogo me informó de que era un pajar: no lo había reconocido. Tenía la vaga sensación de que el objeto no estaba en el cuadro. Me di cuenta con sorpresa y confusión de que la pintura no sólo me había cautivado, sinoq eu dejaría una impresión imborrable en mi memoria”.

Esto provocó un antes y un después en la vida del artista, quien dejó su trabajo como profesor en la Facultad de Derecho de Moscú y se mudó a Múnich, donde comenzó a formarse en la Academia de Bellas Artes de la ciudad alemana.

En pocos años su estilo pictórico fue perfeccionándose y acercándose al fauvismo, corriente que influyó mucho en el artista, sobre todo en la utilización del color. El artista iba eliminando poco a poco de la escena detalles para dar paso a formas simples y abstractas, llegando de ese modo a la abstracción total y tan característica de sus obras.

Detalles del producto
SKU-3507-02
Comentarios
Sin comentarios

Deja un comentario

  • Calidad:
Describe este producto usando palabras simples y cortas.
Productos relacionados
No hay artículos

Ajustes

Menú

Crear una cuenta gratuita para guardar tus favoritos.

Registrarse

Crear una cuenta gratuita para usar listas de deseos.

Registrarse