Cuadro La persistencia de la memoria

Lienzo impreso con la obra "La persistencia de la memoria”, de Salvador Dalí. Podrás tener el famoso cuadro La persistencia de la memoria, un lienzo de máxima calidad con ENVÍO GRATIS.

Si quieres otro tamaño, contacta con nosotros y te lo fabricamos.

Todos nuestros lienzos están listos para colgar.

Oferta especial limitada
50,15 € 59,00 €
Medidas disponibles
Favorito0
Lista de deseos(1)
Descripción

Datos técnicos del cuadro

Autor: Salvador Dalí (EE UU)

Medidas disponibles de lienzo:

  • 36x48cm
  • 48x64cm
  • 73x98cm
  • 98x130cm
  • Si quieres otro tamaño, contacta con nosotros.

 

Fabricación propia: Todos nuestros cuadros están impresos en alta resolución sobre lienzo, una tela de algodón que cubre el bastidor que fabricamos en madera cuyo grosor es de 35x30mm. El bastidor está ensamblado meticulosamente para asegurar su total resistencia. Todos los cuadros están listos para colgar y decorar, ya que no precisan de marco.

 

Información sobre la obra

El cuadro fue pintada en 1931 y se trata de una de las obras más célebres tanto del artista como del surrealismo.

La obra simboliza el paso del tiempo el cual avanza inexorable. También representa las furias y teorías de Einstein, a quien el artista admiraba. Cuando Dalí mostró la obra a Gala, ésta afirmó que iba a ser una obra que nadie podría olvidar.

 

¿Dónde está expuesto el cuadro La persistencia de la memoria?

La persistencia de la memoria ó relojes blandos, como también es conocida la obra, se puede visitar en el MoMA de Nueva York, considerado el Museo de Arte Impresionista y Surrealista más importante del mundo y que abarca obras de diseño industrial, pintura, arquitectura, fotografía y diseño gráfico.

 

¿En qué está inspirado el cuadro?

El cuadro muestra varios relojes blandos o derretidos. En el centro, vemos un reloj posado sobre una figura que aparece con la lengua fuera y como durmiendo. Sobre la mesa, hay otro reloj derritiéndose con una mosca encima, quizá queriendo dar a entender que el tiempo vuela aunque, por otro lado, este insecto siempre cautivó a Dalí quien se refería a las mismas como las “Hadas del mediterráneo”.

Cada reloj marca una hora diferente, quizá haciendo alusión a la teoría de la relatividad de Einstein y, todos ellos, aparecen deformados y reblandecidos, como ocurre con la memoria con el paso del tiempo.

A la izquierda del cuadro, vemos muchas hormigas, un animal que aparece en varias obras del artista surrealista y, que para él, simbolizan la decadencia y la muerte. Al final, casi en la orilla del mar, observamos un huevo, un elemento también muy repetido por Dalí en sus obras y que simboliza el cambio y el nacimiento de algo nuevo.

 

¿En qué año se pintó el cuadro “La persistencia del tiempo” de Salvador Dalí?

El cuadro fue pintado en 1931, cuando Dalí tenía tan sólo 28 años y, como él mismo ha afirmado, se inspiró en los quesos Camembert para sus relojes derretidos así como en la Teoría de la relatividad de Einstein.

 

El autor: Salvador Dalí

Nombre: Salvador Dalí.

Nacionalidad: España.

Año de nacimiento: 1904, Figueres (España).

Año de muerte: 1989, Figueres (España).

Estilo: Surrealismo.

Salvador Dalí nació en Figueres, una pequeña localidad ubicada en la provincia de Gerona. Desde muy pequeño, destacó por su carácter soñador y su dificultad para centrarse en los estudios, ya que su verdadera vocación siempre fue el arte y la pintura.

Su familia veraneaba mucho en Cadaqués, donde sus padres eran amigos de la familia Pichot y, fue con el artista Ramón Pichot, amigo de Picasso y de muchos otros artistas, con quien Dalí comenzó sus estudios de arte y quien animó al padre de Dalí a apuntar a su hijo a la Academia de Arte de San Fernando en Madrid.

Dalí pronto comenzó a experimentar con diferentes estilos pictóricos: cubismo, futurismo, purismo… su trabajo destacaba y no pasaba inadvertido en las exposiciones en las que participaba.

Su comportamiento estrafalario, su desafío a la autoridad y su imaginación, le llevaron a crear obras surrealistas que pronto dieron la vuelta al mundo y elevaron su fama. Una de sus mayores inspiraciones fuer Sigmund Freud y sus estudios psicoanalíticos los cuales intentó plasmar en obras que irradiaban un pensamiento libre y, en muchas ocasiones, rozaban la paranoia y lo ilógico.

Cabe destacar la llegada de Gala a la vida de Dalí, quien le sirvió de inspiración y se convirtió en su musa, protagonizando numerosas obras de Dalí. La pareja permaneció unida 53 años, sin duda, Gala era la mejor musa que podía tener, pues era una mujer adelantada a su tiempo e imposible de definir, al igual que Dalí, incluso hay quien afirma que la obra de Dalí no sería nunca igual sin Gala ya que ella era el verdadero motor creativo del artista.

Detalles del producto
SKU-4658-02
Opiniones
Videos
Productos relacionados

Ajustes

Menú

Crear una cuenta gratuita para guardar tus favoritos.

Registrarse

Crear una cuenta gratuita para usar listas de deseos.

Registrarse